Los juegos de mesa no son solo para adultos, sino que los niños y niñas también pueden disfrutar de ellos. Existe una amplia variedad en el mercado entre los que podemos elegir y una característica muy importante de todos ellos es que además de ser divertidos son educativos.

Con los juegos de mesa los niños y niñas de tan solo 2 y 3 años descubrirán cómo respetar determinadas reglas, desarrollarán habilidades esenciales y aprenderán a tener paciencia para esperar el propio turno y el de los compañeros de juego.

10 juegos de mesa para edades de 2 a 3 años: educativos y fáciles

Uno de los aspectos más destacables de los juegos de mesa es que permiten pasar un momento en familia. Debido a las obligaciones que todos tenemos en nuestro día a día, a veces, es difícil sacar tiempo para pasarlo con los más pequeños de la casa.

Los juegos de mesa se convierten en la excusa perfecta para estar un rato juntos después de comer o antes de que sea la hora de dormir. Pero ¿cuáles son los juegos más educativos o apropiados para los niños y niñas de 2 a 3 años?

1. Mi primer frutal

Mi primer frutal

Las reglas de este primer juego están completamente adaptadas para el bebé. Consta de piezas de madera de diferentes colores que estimulan los sentidos de los más pequeños para llamar su atención. ¿El objetivo? Recolectar la mayor cantidad de frutas posibles antes de que el cuervo llegue al frutal. Este juego fomenta el trabajo cooperativo, las habilidades sociales, la toma de decisiones y la resolución de problemas. Muy completo, ¿verdad?

2. Animal sobre animal

Este segundo de los mejores juegos de mesa para niños tiene como protagonistas a los animales. Los más pequeños deben coger las piezas de madera de diferentes colores que tienen formas de cocodrilo, oveja, serpiente o pingüino para ponerlas unas sobre otras ¡sin que se caigan! Si todas se desmoronan, habrá que empezar otra vez con más cuidado. Es un juego que favorece la concentración, la paciencia y el equilibrio.

3. Goula baby

Goula baby

Uno de los juegos de memoria que más éxito tiene es el Goula baby. Con él los niños y niñas de 2 a 3 años serán capaces de aprender los colores básicos (azul-rojo-verde-amarillo). ¿Cómo? Deben encajar las piezas de colores en las zonas del dibujo que tengan el mismo color. Un juego muy divertido y que, además, les ayuda a desarrollar la coordinación, la percepción visual y la motricidad fina.

4. Juego de bloques

Juego de bloques

Este juego de bloques para bebé es ideal para disfrutarlo con toda la familia. ¿El objetivo? Hay que sacar las piezas correspondientes que indiquen las cartas con animales ¡con mucho cuidado! Si no se hace despacio puede que el bloque termine desmoronándose. Lo mejor de este juego es que, también, permite realizar construcciones muy creativas e, incluso, jugar al dominó. Este es uno de los juegos infantiles con más posibilidades.

5. Pescar peces

Pescar peces

Pescar peces es un juego en el que los protagonistas, también, son animales. El objetivo es que los niños y niñas deben intentar pescar la mayor cantidad de peces con una caña de pescar. ¿Las reglas? Los más pequeños deben pescar aquel pez que coincida con el color que les haya salido en el dado. Pero ¡no es fácil! Es un juego que permite desarrollar la motricidad fina, la concentración y la paciencia.

6. Bloques arco iris

Bloques arco iris

Este es uno de los juegos infantiles que más llama la atención de los más pequeños debido a sus vibrantes colores. El objetivo del juego es crear construcciones como coches, casas, trenes y ¡muchas más! con las piezas de madera que tienen en su interior colores transparentes, pero llamativos. No solo favorece la exploración, sino que potencia la imaginación y la creatividad de los niños y niñas de 2 a 3 años.

7. Tozudo

Tozudo

El Tozudo es uno de los juegos más divertidos que permite que los niños desarrollen el equilibrio. El objetivo es que los más pequeños se turnen para ir poniendo las diferentes piezas de equipaje en la silla del protagonista de este juego, el burro. Eso sí, a veces da coces y si una es muy fuerte ¡el equipaje puede salir volando! Lo mejor de este juego es que tiene 3 niveles (principiante-intermedio-avanzado).

8. Think fun

Think fun juego

Think fun es uno de los juegos que entra en el grupo de los más divertidos, además de educativos. El objetivo es que cada jugador tire el dado y vea qué color le ha salido. Si es el rojo, por ejemplo, debe coger una carta de ese mismo color. Esta puede poner “pon una cara triste” o “haz el sonido de una oveja”. Este juego permite introducirles a los más pequeños los juegos con reglas.

9. Unicornio Destello

Unicornio Destello es un juego que permite que los niños y niñas de 2 a 3 años utilicen sus 5 sentidos. El objetivo es que los unicornios lleguen a la nube final y el primero que lo haga ¡gana! Eso sí, esto solo lo conseguirá si reúne la mayor cantidad de cristales de nubes. Con Unicornio Destello los más pequeños aprenden tanto a ganar como a perder, desarrollan la paciencia y el racionamiento lógico.

10. Pop up pirata

Pop up pirata

Uno de los juegos más fáciles y tradicionales, ¿quién no lo conoce? Se trata de un pirata que está dentro de un barril y hay que introducir las espadas en los huecos. Pero… ¡hay que hacerlo con mucho cuidado! Si la espada le molesta demasiado al pirata la proyectará de nuevo hacia fuera. Es un juego con el que se trabaja la paciencia y que genera muchas risas cuando una espada sale disparada.

Estos son los 10 juegos educativos más divertidos y fáciles para disfrutar en familia. Una opción para no solo pasar un buen rato, sino para que los niños y niñas de 2 a 3 años puedan aprender y desarrollar sus habilidades. Por eso, ¡hay también juegos de memoria! Estos juegos son una forma de que los más pequeños empiecen a cultivar la paciencia, trabajen la concentración, respeten las reglas y su turno. Además, con ellos también aprenderán no solo a ganar, sino a perder. Como bien dice Francesco Tonucci: “Todos los aprendizajes de la vida se hacen jugando”.